Archivos de la categoría Educando

¿Cuál es la forma correcta de educar?
¿Cómo ayuda la tecnología en este proceso?
¿Qué medidas se encuentran disponibles?

Un poco de bibliografía

Para seguir un poco con el tema del desarrollo he tenido que buscar bibliografía decente, recomiendo los siguientes libros que me están gustando y que abarcan temas como el patrón de diseño de aplicaciones web ( Design Focus and Granularity) , 

para saber como identificar patrones en la arquitectura de la información, navegación, interacción,presentación y funcionalidades; también he descubierto aplicaciones de

Facebook tales como Appsaholic ( http://apps.facebook.com/appsaholic ) y AppHound ( http://apps.facebook.com/apphound ) para conocer mejor al público, las aplicaciones más instaladas,etc. 

Quizás se traten de libros para gente con un poco de nivel porque se explica con bastante código fuente, cosa que desanimará a los que no son de ciencias…

¿Cómo evaluar las preguntas?

Todo item en una prueba tiene un componente de varianza de error adjudicable al evaluador y no al estudiante; por esto se debe verificar si la pregunta es pertinente al grupo de estudiantes al que está siendo aplicada, cuando el ámbito es variable, la tarea se complica…

Las preguntas tienen dos indicadores clásicos para determinar su calidad: el índice de dificultad y el índice de discriminación. Para las pruebas iniciales de la Plataforma en aulas virtuales existen procedimientos sencillos que, a pesar de no ser estimaciones exactas, permiten una mayor calidad en los procesos evaluativos al aplicarlos al análisis de ítemes. Sólo se justifican procedimientos más complejos cuando se requiere una mayor precisión en estudiantes que concursan por un objetivo especial.

En general, un ítem de alta calidad se espera que sea acertado por la mitad de los estudiantes y fallado por la mitad restante, siempre y cuando la mitad de estudiantes que acierte sea la de mejor aprovechamiento y viceversa.

Para medir la dificultad de cada ítem existe un índice relativo al grupo y otro discriminatorio para hacer patente que la frecuencia de acierto y fallo está equilibrada.

 

Del Libro: “Metodología de Investigación y Evaluación” de Miguel Ángel Rosado

De la Universidad educadora a la enseñanza superior robótica

Un robot nunca podrá tener un espíritu, simplemente estará programado para lo que tiene que hacer,decir,”pensar”, y sin embargo la ayuda que puede proporcionar para realizarnos como personas será la que nosotros mismos le indiquemos que de.
La tradicional concepción de la inteligencia, puede que muy presente en la “educación superior” dominante requiera proponer otras alternativas. De hecho existen algunos errores conceptuales de lo que es la inteligencia, sea el concebirla como un enfoque simple y un proceso unitario intentando medirla dentro de una curva normal con pruebas psicométricas estándares que no representan jamás a un individuo ya que está fuera del contexto social y de manera abstracta se asume como una estructura que tiende a permanecer inmodificable, en los tiempos que corren, la inteligencia cambia cada día y la formamos todos.
De hecho no hay más que ver los niveles exigidos en asignaturas de este mismo año, comparándolas con las de años anteriores, como suele pasar en las más abstractas: análisis matemático, cálculo numérico, etc. pero ocurre igual para las lingüísticas ,musicales, espaciales, cinética corporal, interpersonal, intrapersonal y naturista.
Aquí es importante concebir que el comprender como habilidad de pensar y actuar con flexibilidad a partir de lo que uno sabe, esto implica una nueva perspectiva frente a lo que ha sido tradicionalmente el concepto de comprensión, el cual ha tenido como condición esencial el poseer conocimientos y estructuras cognitivas, de tal modo que la consecuencia directa es el enfoque de competencias, la necesidad de que la educación enfatice, no tanto los contenidos representacionales, sino el hecho de que las personas aprendan a abordar la realidad con un espíritu abierto, contextualizador y desde todas las perspectivas posibles, abandonando los esquemas rígidos y preconcebidos.
El factor humano más crítico no es el profesorado ,ni los gestores, algunos dirán que la culpa de una mala educación está en los profesores, otros en los padres y otros en los alumnos, pero siempre ha habido “malas hierbas” en toda nuestra historia, así que posiblemente este dicho africano nos aclare algo: “Para educar a un niño se necesita toda la tribu” jajaja
Aquí se presenta un nuevo paradigma de la educación, bajo la frecuencia de esta radio de bonitos conceptos que es la super-red Internet (siempre que se use bien), interpretado como el trabajo de todos nosotros, uno a uno, el mejorarnos, de dar lo mejor de nosotros, cambiar la educación y romper viejos hábitos para empezar con la evolución, dar el paso hacia una nueva cultura que utiliza la mejor calidad instrumental para una mejor comunicación y poder así entablar mejores y más duraderas relaciones entre profesores y alumnos.
No creo que existan atajos que sean una fuente confiable como para invertir en ella, de hecho lleva mucho tiempo evolucionar una cultura, sin embargo, gracias a las redes sociales este proceso es más rápido.
Para esta realidad humana ,expresable en el nuevo escenario de la vida, el concepto de la movilidad y flexibilidad es fundamental, no sirve de nada una sociedad del conocimiento si éste se convierte en una carga imposible de digerir… 

Bibliografía: “La Universidad (y el Proceso de Bolonia: EEES)” de José Ángel López Herrerías.

Recordar: no os convirtáis en unos robots esclavizados! jaja

El marco de referencia general

En el encuentro de Bergen (2005) los ministros competentes en el ámbito de los problemas universitarios han adoptado un marco de referencia general para describir los conocimientos, las habilidades y las competencias que caracterizan los varios niveles de cualificación reconocidos por las universidades europeas a través de títulos o diplomas académicos conferidos por ellas.

El 18 de mayo de 2007 se confirmó dicho marco como el “elemento central de la promoción de la European Higher Education en un contexto global” de forma que cada pais se adapta al marco y añade sus referencias de las cualificaciones generales con el fin de determinar qué conocimientos, habilidades y competencias caracterizan cada uno de los ciclos universitarios y los respectivos diplomas conseguidos.

Las particularidades específicas del marco de referencia general viene determinado por las especialidades, ya que a veces resulta complicado identificar la naturaleza de la titulación completa. Por eso en el proyecto PIE se utilizan marcos de referencia sectoriales separando por universidades y especialidades el contenido para aumentar la productividad que conforman un marco de referencia nacional y a fin de cuentas un trabajo constructivo que toma en cuenta las exigencias de los usuarios finales, i.e., profesores y alumnos de las distintas disciplinas se ha de tratar profesionalmente intentando resumir el concepto de cualificación y el de la competencia a modo de “juego” tanto disciplinar como profesional.

(Imagen del Imperial College, texto sacado de “El proceso de Bolonia y la Enseñanza Superior en Europa” de José Román Flecha Andrés.