Asegurar que un usuario no se pierde en el contexto

Estoy seguro de que alguna vez has navegado en un complejo sistema de aplicaciones web y te has sentido “perdido en el hiper-despacio”…cuando pasa esto, pierdes la pista de donde te encuentras metido en ese sitio…

Es un problema muy común que puede dejar al usuario desorientado e incapacitado para adquirir la información que necesita o incluso invocar la funcionalidad apropiada en ese momento. Esto además hace más difícil interpretar la información que ya había sido adquirida. Un excelente ejemplo es las páginas web de nuestras escuelas, ya sea la de bellas artes, con una decena de iconos y texto que hay que leer en vertical al colocarte sobre ellos y una clase de diseño que acaba por difuminarse ante nuestros ojos y empezamos a parecer chinos delante de la pantalla cerrándolos para poder enfocar el contenido correctamente.

Esto puede ilustrar como ejemplo “severo” lo que al estudiante puede ocurrirle y la importancia de asegurar que la información sea presentada en un contexto muy claro. Que sirva además para arrojar luz en los casos significantes ,como cuando nos encontramos saltando justo en medio de la aplicación web , dentro de un resultado de una búsqueda…

Por supuesto, en la historia de la web se crearon herramientas para guiar a los desarrolladores a realizar una visualización de la información de conocimiento generado de una forma vistosa:

* Etiquetado limpio: se debe utilizar un estándar local para liderar un conjunto muy claro de etiquetas que representen los enlaces dentro del sitio, que describan el destino es de alguna forma crucial para asegurar que se comprenderá de forma consistente el lugar al que se ha llegado cuando se sigue el enlace. Algunos arquitectos web establecen un diccionario de términos para ser usados a lo largo del diseño de la aplicación.
* Migas de pan: siempre es una buena idea, (sino mirad este mismo blog) que al estar en un apartado, se realice un pequeño resumen o árbol de localización, a modo de miguitas de pan, desde el inicio -> hasta la categoría y el artículo, esto provee una visualización directa de la estructura del sitio y las elecciones que hemos ido ejecutando a lo largo de nuestro camino.
* Disposición del contenido: la complejidad de un sitio web se ve representada en la estructura utilizada y la forma en que esta crece y sigue permaneciendo visible sin alterar el tamaño del diseño inicial. El soporte navegacional debe estar preparado para mantener la arquitectura de información ideada, es decir, que la meta sea ayudar a mejorar la experiencia del usuario, y esto es, encontrar lo que busca sin mencionar que un buen trabajo es aquel que no permite duda o confusión a aquel que ha venido, tenga la experiencia que tenga.

Cómo han evolucionado los modelos de diseño y el diseño de la información en cuanto a navegación es evidente, desde los años 90, los recursos de hipertexto considerados temas para tratar como complejos espacios de estructuras de información ,donde surgió la web ,hasta los modelos de hipermedia compuestos por capas de componentes…,representan un sistema de aplicaciones que se adapta de forma flexible al usuario y aún así, hoy en día existen limitaciones de los conceptos y técnicas de hipermedia; precisamente por estar focalizados casi enteramente en las detalladas estructuras de información, que han de ser ignoradas en un nivel alto de la arquitectura, por no poderse integrar debido a su complejidad funcional, aunque no es una limitación grave,…resulta que las aplicaciones web de las que actualmente disponemos (e-commerce, bancos online, sitios de subastas,etc.) son muy ricas funcionalmente :)

Deja un comentario